Navegació

la consciència 15, febrer de 2013

Publicat per Josep Rof en : Juan Manel Serrat, la meva ELA i jo , afegir comentari

Joan Manuel Serrat: «La consciència» (lletra i vídeo)

Ens l’encolomen des de la infantesa.
És partidista i desproporcionada.
Complement del pecat
i del remordiment,
no ens deixa dormir en pau i ens treu la gana.

Ens emmotlla a un guió convencional
on gairebé mai som protagonistes.
La consciència, senyors,
ens fa amagar a les golfes
el que hauria d’estar a l’aparador.

N’hi hauria prou amb el respecte, la sinceritat
i una miqueta de benevolència.
Però ens pengen, sense cap necessitat,
la llufa de la consciència.

És del tot anticonstitucional.
Fomenta la mentida i aliena.
No ens deixa bellugar
amb espontaneïtat.
La quintacolumnista del sistema.

Em porta pel camí del pedregar.
No se’n pot estar, de passar factura
ni de picar-me els dits
quan estem canviant cromos
que a mi em falten i tu tens repetits.

N’hi hauria prou amb el respecte, la sinceritat
i una miqueta de benevolència.
Però ens pengen, sense cap necessitat,
la llufa de la consciència.

De fora manen lleis i reglaments
i de dins ella completa la ‘bronca’.
Això no pot anar bé.
De seguida es veu que
algú vol fer entrar el clau per la cabota.

Què hi deu haver darrera tot això?
Qui ens confon les necessitats i els vicis?
Alliberem els sentits
i, com diu la policia,
investiguem els qui en treuen profit.

La consciència ( 03:06 )

Penjat a les 26/12/2009 Teatre Tívoli – Barcelona – 8/6/1984

LA CONCIENCIA Es partidista y desproporcionada. Complemento del pecado y del remordimiento, no nos deja dormir a gusto y nos quita el apetito. Nos amolda a un guión convencional en el que casi nunca somos protagonistas. La conciencia, señores, nos hace esconder en la buhardilla lo que debería estar en el escaparate. Bastaría con el respeto y la sinceridad. Y un poquitín de benevolencia. Pero nos cuelgan, sin necesidad alguna, el sambenito de la conciencia. Es totalmente anticonstitucional. Fomenta la mentira y enajena. No nos deja mover con espontaneidad. La quinta columnista del sistema, que me lleva por el camino del pedregal. No puede dejar de pasar factura ni de picarme los dedos cuando estamos cambiando cromos que a mí me faltan y tú tienes repetidos. Bastaría con el respeto y la sinceridad. Y un poquitín de benevolencia. Pero nos cuelgan, sin necesidad alguna, el sambenito de la conciencia. Desde fuera mandan leyes y reglamentos, y desde dentro ella completa la “bronca”. Esto no puede ir bien. Enseguida se ve que alguien quiere meter el clavo del revés. ¿Qué debe haber detrás de todo esto? ¿Quién nos confunde las necesidades y los vicios? Liberemos los sentidos y, como dice la policía, investiguemos a quienes sacan provecho de ello. Nos la endilgan desde la infancia.

Teatre Tívoli – Barcelona – 8/6/1984 la letra de Serrat a pesar de los veintinueve años pasados, hoy es vigente y entronca con la actualidad corrompida, nuestro día a día nos sorprende con un nuevo escándalo, tengo setenta años en mi vida vivida trabajábamos, no teníamos nada y nada nos faltaba.

Estoy conviviendo casi doce años con una  ELA. Y  ahora, ahora, en  este momento de mi vida, no quiero casi nada.  Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos.  Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la  cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado  de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la  noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo  demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi  conciencia esté tranquila. Josep Rof Rof