La ley del cine

• El señor A. López, según su carta publicada el 22/VI/98, debe tomar en consideración que los catalanes ya hemos expresado nuestra voluntad de usar la lengua catalana, votando mayoritariamente a los partidos que lo defienden y utilizando los medios de comunicación que se expresen en la misma gracias a la legislación del Parlament y que han llevado a TV3 y Catalunya Rádio a ser líderes en Cataluña.No nos debe llevar a engaño, el que escojamos las películas por su valor y no por la lengua que se usa, pero esto no es óbice de que no estemos discriminados, ya que no tenemos la opción de escoger la lengua que preferimos.El mercado puede ser eficaz en la distribución de recursos económicos, pero no lo es en el aspecto social. Véase la situación en EE.UU., por lo que es lícito regularlo, la competitividad de una lengua no le da mayores derechos. JOAN LLUÍS FERRETPUJOLEl Prat de Llobregat  (LVG19980705-038)